Como pasa el tiempo, pero si, este 22 de octubre de 2020 se ha cumplido el 25 aniversario de su marcha. En nuestra memoria siempre retumba esas letras que nos hizo bailar, llorar y reír. Son muchos recuerdos, muchos sentimientos vividos. hemos nacido con sus grandes composiciones al lado de sus compañero de fatigas,

Su voz, su energía, su expresividad y su arte, hacen de Jero un artista superlativo, de esos que nace uno cada 100 años. Estaba tocado por la varita de Dios. Un talento innato, unas letras que llevaban tanto poder, tantas verdades, era como si al oírlas, te estuviesen hablando, y tu escuchas atentamente esos consejos convertidos en canciones,

Es una pena y una gran perdida que sufrimos ese día maligno de un 22 de octubre de 1995, una fecha marcada en el calendario fatal.

Pero por suerte, nos queda su impresionante fuente de sabiduría, donde unos aprenden, otros cantan sus temas, y otros simplemente las escucha.

Gracias Jeros por habernos dejado tanto y seguir disfrutando de tanto, a cambio de nada.