Juan José Moreno Cuenca «el Vaquilla» dijo en su libro “Hasta la Libertad”, que siempre llevaba con él una cinta de Los Chichos porque cuando robaba un coche tenía que escucharlos mientras conducía. «Si no, no lo robaba»…

Los Chichos, a la derecha Julio González , en el centro «Junior» izquiera Emilio, padre de Junior en una imagen de los 90 para su disco "Sangre Gitana"
ENTREVISTA

Y es que la música de estos rumberos fueron auténticos himnos para quienes estaban privados de libertad. Porque de eso hablan y fue la temática de sus letras. De quinquis, de desamores, de drogas y prostitución. cuatro leyes que conocieron en profundidad y de primera mano.

En los años 70 y 80 el grupo llegó a actuar en las cárceles y siempre gratuitamente. Y  no pocas cárceles precisamente. Comenzaron entonces los años negros. Los Chichos representaban lo peor de la España, lo que nadie se atrevía a contar en sus letras.

-España ha cambiado mucho desde aquellos años 70, en los que Los Chichos triunfaban. ¿Qué tienen hoy que decir?

-España habrá cambiado en algunas cosas. Pero la gente que era de Los Chichos, esa no ha cambiado. Y además se lo han inculcado a sus hijos. Los han criado escuchando nuestros discos. Por eso nosotros seguimos diciendo lo mismo que decíamos. Fíjate, en 1981 nosotros ya escribimos Papa, tú no pegues a la mama, una canción contra el maltrato. En muchas cosas hemos sido unos adelantados.

-Llegaron a vender + de 22 millones de discos. Y solo en España. -Hoy serían multimillonarios.-(Se ríe)

 

Los Chichos en su segunda etapa en 1995

O no. Siempre hay alguien que se lleva más de la cuenta y al final los números no cuadran. Pero no me quejo, llevo toda la vida viviendo del arte. Y después de 45 años aquí estamos todavía.

-Y eso que vivieron peligrosamente..

Los peligros de la vida ahí están. Antes y ahora. Hay que saber convivir con ellos.

-En su caso ha confesado que dejó la heroína «por voluntad de Dios».

Efectivamente. Un día me presenté en una iglesia evangélica, me puse delante de Dios y le pedí que me quitara de eso, me lie a llorar y hasta ahora. Casi 30 años llevo sin probar las drogas. Y mira que había ido a médicos y clínicas, pero no había manera. Por eso, cuando ahora veo a jóvenes que toman esas drogas, la burundanga, las pastillas y todo eso, siempre les digo que se fijen y confíen en Dios.

-¿Qué música cree que estarían haciendo Los Chichos hoy si tuviesen 20 años?

-Yo creo que haríamos lo mismo que hicimos cuando teníamos 20 años. Es que es nuestra música, la que nació de nuestras entrañas. Y de hecho nuestros fans y toda la gente chichera cuando ven alguna de nuestras canciones interpretadas de una forma distinta no les gusta. En una ocasión hicimos una versión tecno de Has tenido mil amores y no, no le llegó a la gente.

-¿En qué grupos o artistas actuales notan la influencia de Los Chichos?

-Hay muchos. A mí me han llamado Bisbal o Manu Tenorio para decirme que somos como sus padres. Sabina, Camela…Hasta Alejandro Sanz me lo dijo una vez.

-¿Y en Rosalía? ¿Se ven también en ella?

No, lo de Rosalía es más bien márketing. Pero es una artista muy grande. La chica se mueve bien y lo hace muy bien. Yo no la sigo, pero cuando la veo digo: «No me extraña que la gente alucine con ella». ­

¿Escucha algo de música de la que se está haciendo ahora?

No, a mí no me quites de mi Camarón y de Paco de Lucía. Con eso tengo bastante.


 

 
TE RECOMIENDO QUE LEAS
Recorrido por diferentes aspectos de la vida de Los...
OCHENTA y seis reclusas de La Trinidad La cárcel de...
En los 80 la cocaína hacía estragos y Los Chichos,...