Nació en Valladolid, un jueves 29 de marzo de 1951. Concretamente, en el número 49 de la calle Fuente el Sol, en La Victoria.  Pero pronto emigra a la capital en busca de una vida digna junto a dos de sus hermanos, su madre Herminia  (La Puri) y su abuelo.  No tuvo una infancia feliz como cualquier niño de su edad. Con 7 años tuvo que ver desde la puerta de su casa a su padre, el tio Puntas, y de nombre Ramón Jiménez, como la familia lo estaban velando.

Este hecho fatal para cualquier adolescente de su edad, le marcaría de por vida, y pronto se vio sumergido en un mundo que aún no le pertenecía, no le tocaba vivirla. Mientras los demás  niños se divertían e iban al colegio, él lidiaba como podía ayudando a los suyos buscándose la vida vendiendo entre otras,  ristras de ajos. Así que en el barrio se le conocía como el “AJERO”

Juan Antonio Jimenez Muñoz

Asentados en uno de los barrios mas marginales de Madrid, donde el hambre y la muchedumbre acusaba, el pequeño y menudito Ajero, también aprovechaba su tiempo libre para dar rienda suelta a su imaginación e intentaba sacarse algunas pesetas haciendo de trilero.

Al mismo tiempo que compaginaba los estudios con el ocio y cuando hubo aprendido lo justo, a leer y escribir, porque el absentismo en el colegio estaba más que justificado, comenzó su inspiración por la literatura, un hecho que también le fascinaba y que daría pie a convertirse en un poeta callejero, una figura indiscutible, un ser excepcional que destacaba entre los demás niños de su edad y que con su propia vivencia, lo que acontecía y sentía, lo plasmaba en su cuaderno de notas como si de una agenda personal se tratara.

Su capacidad intelectual estaba por encima de la media y su único pensamiento era ser alguien en la vida, ayudar como fuera, y poder sacar adelante a su familia.

Pero si solo era un niño, ¿de donde sacaba ese talento innato para componer?

Su hermano Mariano relataba que Juan Antonio, era el único de la familia que salio rumbero, que lo llevaba en la sangre.

Las vecinas del barrio que le vieron crecer, e incluso su profesora de colegio, veían algo especial en ese niño.
Juan Antonio durante un concierto
Jeros para su porrada Ojos negros
Su primera canción escrita fue “Quiero ser libre”. imaginaros!!, solo tenía apenas 20 años y ya compuso una historia de un hombre inspirada por su compañero de fatigas que estaban juntos en el mismo chabolo.
¡No era normal que una mente tan joven que empezaba a volar , tuviera estos pensamientos!
Su nivel como compositor se vio reflejado con el paso de los años  escribiendo canciones para el grupo Los Chichos y al mismo tiempo lo compaginaba para otros artistas grandes de la época, entre otros,  La Grecas, Bambino, Los Chorbos, Amador. Pero todo esto solo es una parte de lo que fue capaz de aportar a la música.
 
Esa capacidad de convertir en canción vivencias cotidianas hizo que sus letras’ llegaran rápido a todos.

Un día durante una juerga flamenca. Los hermanos Emilio y Julio González buscaban a alguien que les acompañase durante una actuación y se acordaron en este gitano joven con fama de cantar . Los Chichos habían emergido y conquistaron al gran público con su primer disco: Ni más ni menos (1974). Después llegaron 16 trabajos más que han elevado las ventas de discos y casetes por encima de los 25 millones. Hoy en día, 25 años después de su fallecimiento, no hay casi nadie que no conozca los estribillos de sus canciones más populares. Y mientras eso siga siendo así, el ‘Jero’ seguirá vivo

Mi vida es como el viento
Para ir terminando pienso que  sin Jeros, nada de todo esto hubiera sido posible, que ni tan siquiera la rumba fuera sido tal cual la conocemos, ni hubiese unido a tantos chicher@s que a día de hoy sigue conquistando a grandes y pequeños.
JEROS SIEMPRE SERÁ ETERNO, Y AUNQUE HA PASADO 25 AÑOS DE SU MARCHA, PARA NOSOTROS SIEMPRE ESTARÁ PRESENTE , porque una persona que se le recuerda nunca muere, perdura dentro de nosotros y por eso estamos aquí nosotros para hacerlo día a día
 
GRACIAS CHICHER@S COMO SIEMPRE POR NO DEJAR NUNCA QUE JEROS CAIGA EN EL OLVIDO. sois los mejores del mundo!!
Para siempre Jeros

Con este tema su carrera se fortaleció

Juan Antonio creció junto a Emilio y Julio, prácticamente eran como hermanos, pasaban mas tiempo juntos que con sus propias familias. El éxito les llegó nada mas salir su primer disco, y terminaría en 1985 con la película de Yo, El Vaquilla.

A partir de ahí, los dos últimos no alcanzarían el potencial que supuso la banda sonora de la película, y al año siguiente no publican nada, pero si que ganan en galas y visitas carcelarias.

Os dejo este vídeo de rtve interpretándola.