en el penal de Ocaña 1985
Juan José Moreno Cuenca, el ‘Vaquilla”, de 30 años de edad, está siendo juzgado estos días en Ciudad Real por el motín que provocó en la cárcel de esa ciudad el 19 de noviembre de 1985 en compañía de otros tres acusados Antonio López Romero, Juan Antonio Redondo López, Salvador Aro Martín.

El fiscal pide 138 años y 6 meses de prisión para Juan José que se junta con los 30 que cumple actualmente por varios intentos de fuga y otros desórdenes en la cárcel de Logroño.

El abogado de la deten sa. Joaquín Espinosa rebajó la petición inicial de 13 años de cárcel e lan solo dos y cuatro meses teniendo en cuenta que en el momento del motín El Vaquilla actuó baj.o los efectos del alcohol y las drogas El letrado declaró que Juan José no tiene delitos de sangre en su carrera delictiva. Es un jover con muchas ganas por reinsentarse en la sociedad y con dos ideas fijas casarse y obtener un trabajo fuera de la droga y la delincuenci

El Vaquilla por su parte solicitará al Gobierno un indulto, alegando el éxito de su reinserción social. Lo cierto es que la ficha de este hombre que visitó por vez primera La Modelo de Barcelona a los 13 años de edad, recoge seis robos de coches, cinco ‘tirones’, una falsificación de documentos, un atropello pero involuntario con resultado de muerte y una tenencia directa de armas. Sin embargo su ficha penitenciaria está jalonada de fugas, motines y altercados con funcionarios de prisiones. que lo convierten en un individuo especialmente conflictivo para la convivencia sin libertad

‘El Vaquilla’ está en régimen de segundo grado actualmente en la cárcel de Logroño e ingresó en a los 19 años.
“Ciego de alcohol”

Los hechos del 19 de noviembre se iniciaron cuando un funcionario puso fin a la celebración del cumpleaños de ‘El Vaquilla’, pues se había alargado el tiempo de patio permitido. Recuerdo que salí totalmente ciego de alcohol de mi celda – declaró Juan José en la vista oral-, En el patio Continuamos bebiendo cerveza y poco después tome varios valiums de diez unídades y tuve un Shock de ansiedad que me condujo al botiquín. Después recuerdo que me tragué bandejas enteras de pastillas de todo tipo, luego no recuerdo nada todo fue una locura.

El Vaquilla y Miguel de la Peña , declarado en rabelde en la causa, fueron considerados los instigadores del motin, que se prolongó varias horas y se saldó con la retención de cuatro funcionarios y dos albañiles, el destrozo de gran parte del mobiliano y vanos internos heridos. El ex director de la prisión de Ciudad Real Victor Sánchez y el administrador de la misma. Francisco Ignacio Moreta, declararon que contrariamente a lo dicho por ‘El Vaquilla’. en la cárcel no se vende alcohol, no había tráfico de drogas y no se podía acceder al botiquin.

El médico del centro corroboró estas palabras, pero reconoció que al atender a algunos internos con heridas leves, presentaban signos de haber consumido alcohol en fuertes cantidades. De los cuatro encausados sólo Juan Antonio Redondo cumple una pena en régimen de primer grado. Lleva más de 20 años en la cárcel. por asesinato y violación e incluso se le atribuyen dos homicidios dentro de la prisión. Este preso es muy peligroso y solo respeta la autoridad de ‘El Vaquilla’. Salvador del Aro Martin. heroinómano y enfermo terminal de sida, declaró haber estado a punto de suicidarse varias veces. porque se deprime a menudo, “pero quería asistir al juicio”.

Este interno cumple tercer grado. “El Vaquilla”. que inicio su carrera delictiva a los 10 años en el Campo de la Bota, un barrio de chabolas de Barcelona- se convirtió en mito cinematográfico de la mano de Jose Antonio de la Loma. que lo inmortalizada en la serie ‘Perros callejeros. Junto a su amigo ‘El Torete-