El destino aveces es cruel, pero a Juan Antonio Jiménez le sirvió para componer su mejor canción en 1972, durante una breve estancia en una celda ubicada en la puerta del Sol (Madrid) por echar los triles .
 Juan Antonio Jiménez Muñoz cuando contaba con unos 12 años 

 

La historia de Los Chichos no se explica sin la vida y obra de su principal compositor: Juan Antonio Jiménez Muñoz, el «Jero»

 
¿Quien le iba a decir que se convertiría en uno de los   cantantes y compositores de los mejores de la rumba española años después ?.  Un artista superlativo con unas letras descomunales  y que  luego se convertiría en fuente de inspiración para jóvenes promesas. 
 
Antes de recalar en Madrid, Juan Antonio había nacido en  Valladolid,  un 29 de  en marzo de  1951 en un  barrio de la Victoria, de donde partió con sus dos hermanos su abuelo y la madre  rumbo a la capital, (ya que su padre Ramón Jiménez conocido como el tío Puntas  había fallecido cuando J.A. tenía 7 años).,  -Este fue el único mal recuerdo y peor de mi infancia verle desde la ventana de mi casa a mi padre fallecido en la cama-, decía J.A. en una entrevista,
 
Ya en Madrid asentados conoce a Araceli Borja madre de sus  dos hijos,  Adeli y Julio Jiménez Borja (Chaboli) 

 

El destino aveces es cruel, pero a Juan Antonio Jiménez le sirvió para componer su mejor canción en 1972, durante una breve estancia  en una celda ubicada en la puerta del Sol (Madrid)  en la Dirección General de Seguridad  (DGS) por echar los triles .

Con su guitarra que le metió su mujer Araceli durante un  vis a vis,  se la dedica a su compañero de celda y en la  situación que se daba,  escribiría «Quiero ser libre» en el mismo día. Tenía entonces 21 y un talento innato como compositor y cantante , él era el único de 5 hermanos que salió rumbero-, relataba su hermano Mariano Jiménez.
 
No fue casualidad que triunfara, porque la canción  “quiero ser libre“rápidamente caló hondo al público vigués congregado y al dueño de la Sala apodado Xuxo.
 
Al poco tiempo de escribirla, se marchó con sus dos compañeros  Julio y Emilio, (dos hermanos gitanos como él que  les corría la juerga por las venas y  ya habían coincidido varias en  jaranas), le invitaron  a ir con ellos a tocar en Vigo, en la «Sala Electra»,  situada en la calle Urzaiz.

 
El apodo Los Chichos  lo escogieron en el viaje en el expreso desde Madrid y para rodarse, se vinieron en el tren cantando toda la noche: «Libre, libre quiero ser».
 
 
 
Jeros durante una fiesta en su juventud
Fue poco tiempo a la escuela

Pero él no quería seguir como sus hermanos viviendo de la venta ambulante, ser  siempre un simple  vendedor, quería ayudar en casa de verdad, ganar mucho dinero y vivir honradamente-

Leía poco, pero si lo hacia era libros de poesía, Quizá fue esto la fuente que le inspiró a ser cantante. Lo que leía le gustaba y pensó en convertirlas en canciones.

 Así que Jeros compaginaba a duras penas el mercadillo con la escuela, pero su frecuente absentismo no le impidió aprender  lo justo y constituyó su formación básica como compositor.

El niño Ajero el vendedor de ajos

Siendo aún adolescente tenía que ir lidiando como fuera para ganarse la vida, así que ayudaba en casa vendiendo ristas de ajos.

Las vecinas cuando lo veían le llamaban el ajero y el corría a la puerta de sus vecina para venderlas- Pero también solía vender otros géneros.  

Juan Antonio ya empezaba a destacar entre los demás, algo especial tenía ese niño, esa capacidad de aprendizaje, mientras los de su edad estudiaban yendo al colegio, él iba poco tiempo, pero su profesora sabía que él era muy adelantado a sus compañeros a pesar de ir poco al colegio.

Un día cuando Jero llevaba a penas 20 años, estaba con sus amigos jugando a los triles, (lo de esconder la bolita), en eso que pasaba la Guardia Civil lo vieron y le detuvo. No llegó a pasar ni una semana.

 

Se lo llevaron a la comandancia de la Guardia que entonces estaba en la Plaza Mayor de Madrid y allí pasó unos días.

El disgusto que pillaría su madre Herminia  y sus hermanos sería tremendo.

Con 17 años ya estaba felizmente casado con Araceli, con la que sería la madre de sus dos hijos.

Cuando se enteró de que Juan. A. estaba en los calabozos… LE PIDIÓ QUE LE LLEVARA SU GUITARRA. Para llevar mas ameno la estancia.

Allí lo pusieron con dos compañero y pronto se hicieron amigos. Jero la  escribió y les dedicó la canción,«Quiero ser libre», en base de lo que éste le iba contando de su vida.

Cuando sale Juan Antonio, tenía claro a lo que quería dedicarse, y comienza a ir por las noche a tocar la guitarra y en una noche de fiestas   se encuentra con otros dos gitanos que también cantaban y alegraban las frías noches. Así que el ni corto ni perezoso, se une a la fiesta y poco a poco entablan una amistad y juntos  cuando coincidían  la liaban de fiesta en fiesta por los locales de Madrid.  EL RESTO ES HISTORIA

Juan Antonio Jiménez Muñoz en su juventud
TE RECOMIENDO QUE LEAS
LOS MAYORES RUMBEROS
BIOGRAFIA DE JEROS
MERECIDO HOMENAJE